En la bolsa de cualquier mujer SIEMPRE hay un lipstick ó gloss básico para el famoso “retoque necesario”.
Hace un par de días me metí al supermercado y encontré en la zona de maquillaje un lipstick genial. Esta gama de brillos no solo huelen delicioso pero están baratos y se ven naturales y muy bonitos. Yo elegí el de sabor/olor árandanos (#85 cranberry crave).

Existe en muchos diferentes sabores y colores. Vale la pena, es una de esas compras de las que no te arrepientes, son 30 pesos muy muy muy bien invertidos.

¡Chuléate los labios ya!